La Iglesia Adventista orienta sobre cuidados para el Coronavirus

El tema preocupa a todo el mundo y las autoridades ven la escalada de contaminación.
El tema preocupa a todo el mundo y las autoridades ven la escalada de contaminación.

Delante de los últimos acontecimientos relacionados con la propagación mundial del Covid-19, conocido como Coronavirus, la Iglesia Adventista en Sudamérica reconoce que la situación exige acciones de prevención en los templos, las escuelas, las sedes administrativas y otras instituciones. Cualquier iniciativa debe ser ejecutada con prudencia y equilibrio, para evitar la desesperación, crear una fuerte concientización social y ofrecer protección a todos los que asisten a los ambientes y programas coordinados por la iglesia.

 

Los riesgos, las amenazas y los sufrimientos de esta crisis global son un llamado a la solidaridad y la oración. Al mismo tiempo en que tomamos todas las precauciones necesarias, también estamos empeñados en cuidar unos de otros aliviando el sufrimiento y ofreciendo apoyo espiritual a las diferentes regiones, personas afectadas y grupos vulnerables. Más que observar y acompañar buscamos ser parte de la solución.

 

Recomendaciones

En sintonía con las decisiones y orientaciones de la Organización Mundial de la Salud y las autoridades gubernamentales, recomendamos los siguientes cuidados especiales:

 

  1. Los portadores de enfermedades crónicas como diabetes, enfermedades cardiorrespiratorias o que presenten síntomas de gripe, así como las personas mayores de 60 años de edad, deben evitar ir a los cultos en los próximos días. Además de eso, es esencial que participen de campañas de vacunación.

 

  1. En las reuniones realizadas en los templos, grupos pequeños y en otros programas oficiales se deben evitar los saludos por medio del contacto físico, lo que incluye a los equipos de recepción y despedida de los cultos.

 

  1. Cada sede administrativa regional o liderazgo de la congregación local evaluará la necesidad de suspender las reuniones en los templos.

 

  1. Aquellos que estén imposibilitados de asistir a los cultos regulares deben ser estimulados a seguir las transmisiones de sermones y seminarios en las redes oficiales adventistas, además de los contenidos disponibles en la plataforma Feliz7Play y en la Red Nuevo Tiempo de Comunicación.

 

  1. Donde no haya reunión en los templos, la iglesia local deberá organizar las actividades en los hogares, ofrecer material de apoyo, coordinar la recepción de diezmos y ofrendas y mantener las acciones misioneras.

 

  1. Es necesario reevaluar la realización de eventos con gran número de participantes, de acuerdo con las orientaciones oficiales de cada región.

 

  1. Solamente cuando exista determinación gubernamental se deben suspender las clases presenciales en nuestras instituciones educativas.

 

  1. La comunidad adventista debe colaborar para que se respete la cuarentena de personas sospechadas de contaminación.

 

  1. Es esencial concientizar a la iglesia local en cuanto al uso de productos de higiene y limpieza y proporcionarlos en los cultos para reducir la propagación del virus.

 

  1. Las sedes regionales deben divulgar periódicamente orientaciones actualizadas.

 

A pesar de las numerosas incertidumbres, seguimos orando y confiados en la promesa bíblica: “[echad]… toda vuestra ansiedad sobre él, porque él tiene cuidado de vosotros” (1 Pedro 5:7)

 

Infórmese más en este VÍDEO.