Familias adventistas entre los afectados por las inundaciones